Buscar
  • Elia Giner

¿POR QUÉ ESCRIBO?

¡Hola!

El post de hoy va a ser cortito, por dos motivos: primero, pensaba dedicarlo a enseñar la portada de “Reflejos”, pero… la portada que me envió la editorial no me acabó de convencer, lo comenté y ahora le están “dando una vuelta” (cruzo dedos para que la versión final me guste, aunque no las tengo todas conmigo…). Y segundo, porque ayer sábado me enviaron la galerada de “Reflejos” (por si no lo sabéis —yo no lo sabía, lo confieso—, la galerada es la versión final de la maquetación previa a la impresión) y tengo hasta el martes para revisarla, así que estoy “a saco” con este tema.

Por eso voy a dedicar el post a contaros una anécdota… Atentos: resulta que, en mi caso, no mucha gente sabe que escribo. Lo sabe mi familia, mis amigos… pero, por ejemplo, en el trabajo no lo sabía nadie. Y claro, como “Reflejos” sale a la venta en septiembre y estoy más activa que nunca en redes sociales hablando de la publicación, mucha gente empieza a enterarse. Y… ¿a que no adivináis cual es el comentario que más me han hecho?

Pues…. (¡tachán, tachán, redoble de tambores!), es el siguiente:

—¡Vaya, escritora! ¡Así que quieres ser famosa!

Mmmm… ¿¿¿¿Famosa???? (se me pone la cara de pocker solo de pensarlo, ¡ja,ja!).

Escribir una novela es un proceso largo, difícil y en ocasiones, hasta solitario. Creedme cuando os digo que se me ocurren mil formas más sencillas de hacerse famoso hoy en día: apuntarse al casting de “Gran Hermano”, ir a “First dates” a dar la nota o incluso grabar un video para salir en youtube cantando a dúo con mi perro.

No sé cual es la razón por la que escribe la gente, pero seguro, seguro, seguro que no es para hacerse famosa.

En mi caso, el otro día leí un fragmento de un escritor y poeta asturiano (Ángel González, se llama) que ilustra a la perfección lo que me mueve a escribir a mí. Escuchad:

“Al lector se le llenaron de pronto los ojos de lágrimas, y una voz cariñosa le susurró al oído: —¿Por qué lloras, si todo en este libro es de mentira? Y él respondió: —Lo sé; pero lo que yo siento es de verdad.”


"Photo by Derek Thomson on Unsplash"

¡Guau! Lo tuve que copiar en mi libreta (yo todo lo que leo que me llama la atención lo apunto en mi libreta, ¡ja,ja!). Y al releerlo más tarde supe, sin ninguna duda, que eso es lo que me impulsa a escribir: quiero que el lector sienta de verdad.

¿Qué opináis vosotros? ¿Qué os mueve a escribir o a leer? ¡Contádmelo, por favor!

0 vistas